¿Has escuchado de los beneficios del láser y el plasma rico en plaquetas para que tu piel luzca como nueva?

Aquí te contamos lo más importante para que elijas la mejor opción para ti.

1. El láser como opción para que tu piel luzca más joven:

El “resurfacing” o rejuvenecimiento con láser es un procedimiento práctico que utiliza luz láser para tratar los efectos en la piel fotoenvejecida (deteriorada por los rayos ultravioletas), cicatrices derivadas del acné o heridas faciales. El láser consiste en micro lesiones controladas de la capa superficial de la piel (micro traumas térmicos) que estimulan la producción de colágeno y elastina, este tratamiento provoca que los poros se contraigan y se cierren además de disminuir líneas de expresión, todo esto con el objetivo de mejorar la salud de tu piel.

La duración del procedimiento va desde los 30 minutos hasta 2 horas dependiendo del proceso y zona a tratar. Una vez realizado el procedimiento del láser empezarás a ver resultados después de un periodo de 7 días y a partir de ahí de manera progresiva.

2. Beneficios del plasma rico en plaquetas:

Si eres de esas personas que les encanta cuidarse de una manera más natural, esta opción es ideal para ti, pues uno de los beneficios del plasma rico en plaquetas es que te ofrece un cutis más saludable, el efecto lo puedes disfrutar entre 10 a 15 días después de la primera aplicación, además, por ser un tratamiento que se realiza con la misma sangre que corre por tus venas, se evitan reacciones alérgicas, dermatitis e infecciones.

Entre los beneficios que te brinda este tratamiento, resaltamos su propiedad de incrementar la producción de colágeno, lo cual te ayuda a regenerar la piel haciendo que las arrugas, manchas y marcas de acné se disimulen,  con varias sesiones del tratamiento podrían desaparecer.   Si tienes los poros abiertos, lograrás reducir el tamaño de estos y tu piel se verá más joven y fresca. Por otra parte, te permite combatir la flacidez del rostro y del resto de tu piel. El efecto del plasma rico en plaquetas ayuda a tonificar los músculos y a hacer que tu piel recupere su firmeza, tenacidad y se mantenga en su lugar.

El plasma rico en plaquetas cuenta con el beneficio de ser un tratamiento preventivo y regenerativo, por lo cual puede ser usado por personas a partir de los 30 años para evitar las primeras señales del envejecimiento. También se recomienda para personas que ya presentan arrugas y quieren mejorar su apariencia y prevenir la aparición de nuevos surcos.

 

En conclusión, ambos tratamientos son una excelente opción para mejorar la apariencia de tu piel, sumado a que son NO INVASIVOS ya que se consideran una técnica con un alto perfil de seguridad y tiempos de recuperación cortos; y ALTAMENTE EFECTIVOS debido a que se ha demostrado también el éxito en diferentes tratamientos de enfermedades cutáneas en los que se aplica, incluyendo psoriasis y acné.

Ya cuentas con estas dos opciones para que tu piel luzca fresca y joven en estas fiestas.  ¿Por cuál te decides?

 

 

Dr. Gio WhatsApp Chat
Enviar